Etiquetas:

Pásate a la carne bio

El ritmo de vida actual en el que siempre tenemos “mil cosas por hacer”  a veces nos dificulta cosas tan sencillas como hacer la compra.

Yo tengo la suerte de poder trabajar desde casa, pero no te creas que eso me lo pone más fácil.  Normalmente me concentro tanto en mis tareas que cuando me quiero dar cuenta el súper ha cerrado. O me doy cuenta de la hora y tengo que dejar lo que estoy haciendo a medias para ir corriendo a comprar. Voy al súper, hago la compra, vuelvo, coloco la compra… ¿Y por dónde estaba? Imposible volver a retomar la tarea que estaba haciendo donde la había dejado 😩Resumiendo un desastre.

Afortunadamente los tiempos cambian y cada vez es más fácil comprar online.

Siempre he sido muy amante de las compras online. (Es de formación profesional). Pero hasta hace poco no me atrevía a comprar productos frescos como la carne.

No sé si a vosotros también os pasa, pero para comprar carne, hasta ahora tenía que ver lo que me iba a llevar a casa.

Pero desde que que conozco la compra moderna, un centro comercial online, eso ha cambiado.

Se podría decir que su sección de carnes bio me tiene enamorada. En las tiendas donde hacemos la compra en el día a día no es habitual encontrarse con carnes ecológicas (al menos en las que yo tengo más cerca). Por eso, poder comprar mis básicos de carne como son el pollo, el pavo y en menor medida la ternera desde casa y con la seguridad de que son productos frescos con certificación ecológica europea me parece una auténtica pasada.

¿Qué se considera carne ecológica?

carne bio

Se considera carne ecológica o carne bio cuando se ha producido en una finca en la que al menos en tres años no se haya encontrado ningún resto de insecticida, pesticida o tratamiento químico en la tierra.

Además para que una carne sea bio los animales no ingieren ningún tipo de transgénico o antibióticos y siguen una dieta equilibrada y saludable.

Y además toda toda la trazabilidad que sigue tiene que ser ecológica (incluido el matadero donde se matan y la carnicería donde se manipulan los animales).

Así que en mi opinión invertir en carne bio es invertir en salud. ¿Por qué? Aquí te cuento algunos de sus beneficios.

Beneficios de consumir carne bio

  • Tiene más vitaminas. La carne de los animales alimentados con pasto tiene vitamina E y vitamina B2. También tiene más de 3 veces más de ácido linoleico que la carne de granja industrial.
  • No tienen hormonas ni antibióticos.
  • Carne de mayor calidad. La calidad de la carne es superior cuando el animal tiene salud y bienestar.

Ya sé que mi post de hoy es algo diferente a los que suelo hacer. Pero cuando descubro algo que creo que os puede ayudar me gusta compartirlo.

¿Y tú cómo sueles hacer la compra? ¿Algunas vez has comprado carne online? Cuéntame tus experiencias.

La entrada Pásate a la carne bio se publicó primero en Operación Bikini.


No hay comentarios:

Facebook