Kalanchoe una planta prometedora frente al Cáncer - Investigación Tarija Bolivia



En mi experiencia como investigador me he topado con muchos temas dignos de una investigación exhaustiva, pero una de las plantas que mas estudios como agente frente al cáncer tiene es la Kalanchoe, una especie que en Bolivia no se ha iniciado ningún tipo de investigación.
Es por ello que frente a los crecientes indices de esta enfermedad y el bajo indice de éxito de los tratamientos actuales, he optado por realizar investigación respecto a esta planta y otras terapias que complementes las terapias para el cáncer y ayuden a los enfermos a potenciar su recuperación.

El espinazo del diablo (Kalanchoe daigremontiana), una planta crasa, es decir, que en sus tejidos acumula una gran cantidad de agua, muy valorada en jardinería. Es propia y endémica de Madagascar, aunque su cultivo está muy generalizado por todo el mundo desarrollado por su fácil mantenimiento.




Kalanchoe Laetivirens

Hay quienes atribuyen a esta planta propiedades medicinales, rozando lo milagroso. No es difícil encontrar en la web artículos que relacionan esta planta con supuestos tratamientos alternativos contra el cáncer. Mientras te proponen que directamente consumas 30 gramos diarios de hojas crudas o en infusión para conseguir una sanación de daños celulares.
Como ya sabemos, las propiedades medicinales de una planta vienen dadas por la presencia de alguna molécula farmacológicamente activa, que es a la que denominamos principio activo, y que lo óptimo es que este principio activo, una vez esté adecuadamente ensayado, se presente aislado y bien dosificado. (1) Pero se sabe también mediante investigaciones por ejemplo de la corteza de lapacho rosado que su principio activo el Lapachol por si solo no conlleva efectos considerables frente a tumores de algún tipo, pero el extracto alcohólico de de la corteza de lapacho rosado conteniendo las de 100 principios activos diferentes llegan a generar si un efecto poderoso antitumoral.
Esto nos hace pensar en los efectos de sinergia y agonismo de las moleculas y la bioquímica implicada en dicho efecto. puede considerarse de la misma forma el efecto del Kalanchoe en los tumores o canceres.
Entre los principios activos que poseen las plantas del género Kalanchoe encontramos diversos flavonoides como la quercitrina, pero si bien éstos han demostrado tener cierta eficacia contra el parásito de la leishmaniosis, sus efectos no tienen ninguna relación con la actividad tumoral.
Aparte de los flavonoides, los espinazos del diablo producen bufadienólidos, especialmente daigremontianina y bersaidegenina. Puesto que los flavonoides de estas plantas no han mostrado ninguna actividad en células tumorales, podríamos pensar que las propiedades anticancerígenas que se les atribuyen podrían proceder de estos metabolitos secundarios o algún otro bufadienólido.(1)
Si buscamos entre la bibliografía científica, nos podemos encontrar con varias investigaciones que pueden resultar interesantes en nuestro análisis. Uno de ellos presenta un estudio de varias plantas que presentan potencial frente a la lucha contra el cancer. 
Al buscar información sobre bufadienólidos con origen en las plantas que nos interesan nos encontramos con estudios hechos en principios activos extraídos de K. x hybrida, que es híbrida entre K. daigremontiana y K. tubiflorade K. gracilis y de K. pinnata que también parecen relacionar estas moléculas con una actividad citotóxica contra determinadas lineas celulares tumorales. Las moléculas, correctamente extraídas, aisladas, cuantificadas y dosificadas. No la planta entera. E in vitro, claro.(1)
In vitro y en algunos casos en roedores, pero ¿y en personas? Nada. Algo que es necesario realizar y demostrar para proponer un protocolo adecuado para las personas que ya están consumiéndola y evitar si efectos negativos que pudieran presentarse.
Hasta donde sabemos, entonces, ni comer la planta ni tampoco, al menos de momento, sus principios activos tienen una efectividad comprobada in vivo contra ningún tipo de cáncer. ¿Significa eso que no funciona? ¡Por supuesto que no! De hecho, las futuras investigaciones en efectos citotóxicos de los bufadienólidos, sean de origen animal, vegetal o sintético, suponen un potencial avance hacia posibles nuevos fármacos de quimioterapia. 
El consumo de una cantidad importante de Kalanchoe en un tiempo corto puede causar un envenenamiento agudo cuyos efectos incluyen la depresión, la hinchazón, la regurgitación, parálisis en la lengua, salivación exagerada, postración e incluso la muerte. Por su parte, el consumo prolongado, aunque sea de bajas dosis, puede provocar una intoxicación crónica.(1)
En respuestas del autor a comentarios, indica que el Kalanchoe pude traer beneficios pero recomienda explícitamente y cito "Lo que sí que te pido es que tengáis cuidado con la dosis. Tomar un poco no le va a hacer ningún daño, pero cuidado con los excesos, sobre todo si el paciente está débil. Y nunca, nunca hacerlo sin la pertinente autorización del médico. Las plantas a veces parecen seres inofensivos pero no siempre lo son." Recomendación con la que concuerdo totalmente pues yo mismo he experimentado con esta planta y la he estudiado de primera mano, verificando que cantidades pequeñas por cortos periodos de tiempo no traen consecuencias negativas significativas en el organismo, lo que si debemos cuidar es el consumo de cualquier planta en exceso, con la idea errónea de que "mas es mejor". Tomando en cuenta estas recomendaciones y basándonos en los estudios, que no son pocos, realizados sobre estas plantas es que por cuenta propia inicio un camino largo pero se que prometedor, en la investigación de una terapia o terapias que lleguen a apoyar los tratamientos contra el cáncer, esperando que los resultados no tarden en llegar.
A continuación detallo las diferentes especies representativas de Kalanchoe y sus usos empíricos dignos de estudios científicos mas especializados:

Las Kalanchoes Medicinales

Las tres plantas que trataremos aquí se encuentran dentro de este grupo y son las siguientes:
- Kalanchoe pinnata (Bryophyllum pinnatum)


También denominada "Planta de Goethe", ya que fue estudiada por el botánico alemán. Otros nombres que recibe en América Latina: Bruja, Yerba de Bruja, Prodigiosa, Hoja del Aire, Siempre Viva, Colombiana, Ojaransín, Hojerilla.

Kalanchoe pinnata, comúnmente llamado "hoja del aire", es una especie de planta fanerógama perteneciente a la familia Crassulaceae, nativa de Madagascar que se ha naturalizado en Centro América. Planta suculenta que se distingue por la profusión de diminutas plántulas que se forman en los márgenes de sus hojas. Este rasgo es común entre los miembros de la sección Bryophyllum del género Kalanchoe. Kalanchoe pinnata se ha naturalizado como planta ornamental en las regiones templadas de Asia, Australia, Nueva Zelanda, Indias Occidentales, Macaronesia, Mascareñas, Galápagos, Melanesia, Polinesia, y Hawaii.


Kalanchoe pinnata es una planta popular utilizada en la medicina tradicional en muchas regiones cálidas del mundo, y particularmente en América del Sur. Tradicionalmente, el jugo de las hojas de Kalanchoe pinnata se usa en medicina tradicional para el tratamiento de la tos, úlceras, heridas, golpes, quemaduras, picaduras de insecto y otras enfermedades de la piel. En India se utiliza para tratar enfermedades hepáticas por su efecto protector del hígado. 


Numerosos laboratorios en universidades y hospitales de todo el mundo se han interesado por estudiar los efectos de esta planta. Se vio que el jugo de las hojas de Kalanchoe pinnata tiene efecto antihistamínico en experimentos realizados en células aisladas. El jugo de las hojas de Kalanchoe pinnata mostró actividad antibacteriana. Estudios en ratones han revelado que el jugo tiene propiedades antiinflamatorias, antidiabéticas y antiálgicas (contra el dolor). Estudios en animales mostraron que un extracto de las hojas de Kalanchoe pinnata poseía un efecto antiulceroso en úlceras de estómago inducidas por medicamentos como aspirina, indometacina, serotonina, reserpina, estrés y alcohol. También se investigó su posible efecto anticanceroso. Se ha visto que este jugo protege contra el efecto mutagénico de algunos compuestos químicos como el "2-amino-antraceno", que es un compuesto carcinógeno (que causa cáncer). A partir de las hojas de Kalanchoe pinnata se han aislado moléculas anticancerosas que han mostrado actividad anticancerosa en células aisladas, como la briofilina-A y la briofilina-B, por ello se considera que esta planta tiene un efecto potencial anticanceroso. Las propiedades antivirales de la planta también han sido estudiadas por varios laboratorios de investigación. Algunos compuestos de la planta fueron capaces de combatir el virus de "Epstein-Barr". Además, este año, un laboratorio ha publicado un artículo en el que muestran que los extractos de las hojas inhibieron el virus del "herpes".  


Es importante conocer otras propiedades de esta planta. Por ejemplo Kalanchoe pinnata reduce las contracciones uterinas y el hospital universitario de Zurich (Suiza) estudia su posible aplicación en humanos para evitar los embarazos prematuros. Se cree que este efecto está causado porque esta planta reduce la actividad de la musculatura uterina inducida por la oxitocina (que aumenta durante el momento del parto y es responsable de las contracciones). En ratones, se ha observado que la planta es sedante y relajante muscular. Kalanchoe pinnata, es una planta bastante invasiva, que ha comenzado a poblar las islas Galápagos, favoreciendo la degradación del ecosistema de estas islas. 

En cuanto a la toxicidad de esta planta, se ha visto que las flores de Kalanchoe pinnata fueron tóxicas para el corazón en ganado. En conclusión, por lo descrito en la literatura científica, hay indicios de que esta planta puede ser útil en numerosas enfermedades, incluido el cáncer. 

Es de destacar que la mayoría de los efectos se han descrito en células aisladas o en animales de laboratorio. A nivel de la literatura científica, algunas de las propiedades indicadas no han sido demostradas en humanos ya que no se han realizado estudios al respecto, posiblemente debido a la falta de interés económico ya que las plantas no pueden ser patentadas (comercializadas en exclusividad). Por su efecto sedante no estaría recomendado conducir si está consumiendo Kalanchoe pinnata. Además, es importante evitar la planta durante el embarazo por sus efectos inhibidores del parto. No hay indicios de toxicidad en humanos pero tampoco se ha demostrado su ausencia.

- Kalanchoe daigremontiana (Bryophyllum daigremontianum)

Presenta numerosos hijuelos o plantas nuevas en los bordes de las hojas. Las hojas tienen unas manchas alargadas en la cara inferior. Recibe los nombres de: Aranto, Madre de miles, Kalanchoe mexicana.


Interesante planta suculenta de alto valor ornamental y extraordinarias características medicinales. Ornamentalmente puede ser colocada en exteriores (protegida de heladas) como en interiores muy iluminados (ventanal soleado). 


Esta planta tiene la característica inusual de producir brotes de nuevas plántulas a lo largo del envés de sus hojas. Éstas cuando caen al suelo emiten raíces fácilmente. De tallo erecto, puede alcanzar hasta 1 metro de altura con hojas opuestas, carnosas, oblongo-lanceoladas que llegan a los 15-20 cm. de largo y unos 3,2 cm. de ancho. Son de color verde medio por el haz y con manchas púrpura en el envés. Los márgenes en forma de cuchara poseen unos pequeños espolones bulbíferos de donde surgen los brotes de las nuevas plantas. Las plantas adultas también pueden desarrollar raíces laterales en las estructuras de su tallo principal, alcanzando los 10-15 cm. del suelo. Las hojas tienden a desarrollarse en estructuras desproporcionadamente grandes, provocando que el tallo principal se doble hacia abajo y las raíces laterales enraícen en el suelo, produciendo finalmente, el desarrollo de nuevos tallos primarios que se establecerán como plantas independientes. 


En la época de floración el tallo principal se alarga verticalmente hasta 30 cm. en un par de días, desarrollando una inflorescencia terminal (un racimo compuesto en forma de paraguas) con pequeñas flores acampanadas de color rosa.

Debe protegerse de las heladas. No debe suministrársele mucha agua. Necesita luz solar y sol. Sus crías las tiene en las hojas. Se multiplica enormemente (por ley de semejanza se multiplica como el cáncer y para eso mismo sirve. Y para toda lesión y enfermedad relacionada con daño celular). Planta muy recomendada por grandes Sabios de la Medicina Universal Alternativa. Se encuentra en el pináculo de las plantas medicinales para el tratamiento del Cáncer. Es una planta de amplio espectro, por lo que trae consigo otras sanaciones aparejadas. Excelente cicatrizante de heridas profundas y gangrenadas, entre otras cosas. 


La Kalanchoe daigremontiana tiene un crecimiento más rápido que la convencional Bryophyllum calycinum (Kalanchoe pinnata). Por ese motivo es muy usada en la confección de medicamentos farmacológicos y en cosmética. 

En la medicina popular de los países tropicales se usa el jugo fresco en uso interno (ingesta) contra diarreas y todo tipo de fiebres. También para la cura del cáncer en general. En Europa se usa para tratar enfermedades psicológicas, como en el tratamiento de la esquizofrenia, crisis de pánico y miedos. En forma externa, en forma de ungüento, usando el jugo de las hojas con aceite vegetal o vaselina, contra hinchazones, tumores, abscesos, quemaduras y heridas de difícil tratamiento. Detiene hemorragias, es antiinflamatoria, astringente y cicatrizante. También se usa el jugo de esta planta como colirio. 


Es una planta de amplio espectro, lo que significa que puede sanar daños celulares de muchos órganos. Por ejemplo: diabetes, afecciones pulmonares, riñones, afecciones del aparato reproductor, aparato digestivo, afecciones a la piel, problemas circulatorios; entre otros no mencionados expresamente.


- Kalanchoe gastonis-bonnieri (Bryophyllum gastonis-bonnieri)

El nombre científico se puso en honor al botánico francés Gaston Bonnier. Esta planta tiene las hojas más grandes que las especies anteriores. Recibe los nombres de: Ojaransín, Hojerilla, Oreja de burro, Dulcamara (agridulce en latín), Sanalotodo,Milagrosa.


Hay que remarcar que los nombres populares a veces se aplican a una o más especies y que varían según los países.


La Kalanchoe gastonis tiene grandísimas propiedades curativas. Además de un uso ornamental, tanto para exteriores como en interior muy iluminado (ventanal soleado). Esta planta tiene las hojas más grandes que las especies anteriores. Suculenta con hojas de 3 a 6 cm. de largo. Las hojas y tallos están cubiertas con una capa plateada. Tienen inflorescencias con flores marchitas de color rojo con una corola amarilla-verde. Su altura ronda los 60 cm. 


Con su uso Interno sirve para tratar: inflamación de próstata, tumores en ovarios, útero, riñones, páncreas, senos, cerebro, leucemia, miomas, quistes, asma, bronquitis, sinusitis, tos, trastornos hormonales y de sangre, reactiva el sistema inmunológico en enfermos de SIDA, cáncer gástrico, hemorroides. 


Y en su uso Externo: edemas, abscesos, necrosis, calvicie, gangrena, úlceras varicosas, heridas diabéticas, quemaduras. 

Comer en ayunas dos centímetros diarios de la planta para uso interno o calentar dos centímetros de la planta al fuego para uso externo y aplicar el líquido sobre la herida. En infusión sirve para la fiebre, la raíz sirve para la epilepsia, ducha vaginal con la infusión para miomas o problemas uterinos. 


Sembrar la planta en una maceta amplia con HUMUS o tierra de sembrado. Ubicarla en un lugar en el que reciba la luz de la mañana o la tarde, NO la del medio día porque reduce su desarrollo. 


Era conocida y utilizada como medicina por los antiguos egipcios. La planta fue llevada a la Amazonía en la época del auge del caucho a finales del siglo 19. Una planta tarda de 6 a 8 meses para madurar y estar lista para la cosecha. La planta también se utiliza para hacer tinturas y cremas.

Uso Medicinal

Las Kalanchoes de uso medicinal son una especie de "cúralo todo". 


Estas kalanchoes son plantas que actúan de forma global dentro del cuerpo y por lo tanto su espectro de acción es amplio. En medicina tradicional, especialmente en América Latina, Asia y África se usan para tratar las siguientes enfermedades y dolencias: 


  • Lesiones y enfermedades relacionadas con daños celulares, en especial el cáncer. 
  • Heridas profundas y gangrenadas 
  • Infecciones y quemaduras 
  • Tumores y abscesos 
  • Reumatismo 
  • Inflamaciones 
  • Hipertensión 
  • Cólicos renales 
  • Diarreas 
  • Enfermedades psicológicas: esquizofrenia, crisis de pánico y miedos. 


Su acción puede abarcar más allá de los puntos citados ya que se produce sanación de daños celulares en diversos órganos del cuerpo.

La parte utilizada son principalmente las hojas, que tienen un gusto acidulado. Se pueden tomar de forma externa o interna según lo que queramos tratar: 



Externamente: hojas machacadas en forma de cataplasma, compresa o emplaste; zumo de las hojas con aceite o vaselina para usar como ungüento. Usada así, la planta es antiinflamatoria, antihemorrágica, astringente y cicatrizante.

Internamente: hojas crudas en ensalada; zumo fresco (añadir agua para dar más volumen); hojas en infusión. 


Dosis para uso interno: 30 gramos diarios de hoja fresca en dos tomas (equivalente a la medida de dos DNI). En infusión podemos tomar una antes de cada comida, con una dosis de una cucharadita de postres por infusión, es decir, tres infusiones al día. 


Contraindicaciones: No tomarlas durante el embarazo ya que pueden estimular el útero. No conviene usar la planta de forma continuada por largos periodos de tiempo si no es para tratamiento. Su composición incluye compuestos como los bufadienólidosque son glucósidos cardíacos, por lo que en pacientes afectados por cardiopatías hay que consultar con el médico. La investigación clínica efectuada sobre las kalanchoes indica que puede haber toxicidad si se abusa de la planta y señala que hasta dosis de 5 gramos de planta por kilo de peso no hay toxicidad (esto equivale a unos 350 gramos de hoja para una persona de 70 kilos, que es una dosis de cuatro a diez veces superior a la aconsejada). 

Es muy importante la actitud mental del enfermo a la hora de hacer el tratamiento. Siempre deberíamos hacernos conscientes de que estamos utilizando un ser vivo, que tiene una parte física pero también una energía sutil que no vemos. Este ser vivo, la planta, tiene la virtud de curarnos y por lo tanto debería haber un respeto y una toma de conciencia ante esta realidad. En Latinoamérica, por ejemplo, la medicina tradicional tiene muy en cuenta estos aspectos. Igualmente, nuestra actitud ante las enfermedades debe ser lo más positiva posible ya que debemos mirar de aprovechar la adversidad para aprender.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Facebook